¿Quieres elegir el lápiz labial perfecto para ti?

Reglas básicas para encontrarlo y lucir más sexy que nunca

Aliado ideal para sumar sensualidad a tu look, el labial no siempre es fácil de escoger. Aunque es clave para alegrar un maquillaje o darle un toque fabuloso de color a cualquier outfit, muchas veces dudamos acerca de cuál es el color que más nos favorece según el tono de piel, cabello y dientes. Veamos si estos tips pueden ayudarte.

¿Mate o brillante?

Aunque depende mucho del gusto de cada persona, lo cierto es que una textura brillante será capaz de disimular pequeñas arrguitas e imperfecciones y en el caso de la textura mate, ésta las resaltará. Es decir, si tienes líneas de expresión en los labios o alrededor de ellos, prefiere siempre un labial brillante, más cremoso y espeso. En el caso de que elijas la opción mate, no olvides colocar previamente un buen bálsamo labial para lograr que estén suaves e hidratados. Como regla, la base de un buen maquillaje es tener la zona a maquillar bien cuidada.

Labios finos

A este tipo de labios le van mejor los colores vivos y luminosos como rojo, rosa fuerte, coral y naranja. Debes evitar los colores oscuros. Las texturas satinadas o brillantes te darán el plus de dar un efecto de mayor relieve y volumen. También puedes aplicar un brillo en la zona central del labio, haciendo un degradé, donde el centro tendrá un color más claro, para lograr un efecto óptico que harán parecer tus labios más gruesos.

Tono y color de piel y cabello

Es clave a la hora de elegir el labial. Si tu rostro es de blanca porcelana con pelo claro apuesta al nude o colores más naturales, aplicando brillo para terminar. Rosas claros, naranjas o cobres pero siempre claros. Si quieres darle más intensidad para un look de fiesta, prueba con el rojo tomate, sangre o clásico, pero siempre mate. En el caso de que tu tez sea clara con pelo oscuro, siempre busca tonos con base azulada: violeta, rosa, rojo intenso. Para darle un toque de elegancia, inclínate por el rojo oscuro. Evita el nude o tonos demasiado claros, ya que pueden darte palidez y aspecto enfermo. Para las pieles oscuras con pelo oscuro son ideales los colores vivos, corales, violetas, anaranjados. No utilices tonos apagados como los marrones. Siempre inclínate por las texturas brillantes. Para las pieles trigueñas o cetrinas, aquellas que se broncean con facilidad en verano pero que en el invierno suelen parecer grisáceas, las tonalidades cálidas son las más recomendadas.

Por último, el truco para contrarestar los dientes amarillos es maquillarlos con tonos opuestos, es decir azulados o morados para que se vean más radiantes y blancos.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *