¿Quieres tener cejas perfectas?

Todos los trucos, en esta nota.

Las cejas enmarcan la mirada, le dan estilo y carácter al rostro y por eso, su cuidado y buen manejo es clave para tu belleza. Con un diseño adecuado, puedes transformar totalmente tu look. De su forma dependerá en parte que tus ojos destaquen o se pierdan.

La particularidad es que habrá que descubrir la forma y el tratamiento acorde con cada tipo de rostro. Bien depiladas, cuidadas y maquilladas tendrán un efecto mágico que te aportará una luminosidad y frescura en la mirada que no lo hará nada más.

Claves para tener en cuenta

La forma natural de las cejas es única en cada persona. Por eso, no imites modelos. Cuida que el diseño del arco sea acorde a la forma de tu rostro y ojo. 

Busca el punto ideal del inicio de tu ceja. Para ubicarlo, toma un lápiz y ponlo recto pegado a una de las aletas de la nariz hasta el lagrimal del ojo. El punto donde se une el lápiz con la ceja define dónde debe comenzar la ceja, lo que sobre hacia el entrecejo está de más y podrás depilarlo. Otra clave es definir el arco de la ceja. Para ésto, inclina el lápiz desde la aleta de la nariz hacia el exterior del ojo y te detienes cuando cruce la pupila. Ese será el punto más alto de la ceja. Por último, define el punto donde debe terminar tu ceja. Continúa inclinando el lápiz hacia la parte externa del ojo de modo que una el centro de tu labio inferior y el borde exterior del ojo. Ahí es donde terminará tu ceja. Lo que sobra hacia la sien, es lo que es deseable depilar. Para realizar estas maniobras, siempre usa un espejo de aumento. La precisión será la clave.

Las pinzas deben ser de acero inoxidable, de calidad y con los bordes biselados y relativamente curvos para que puedan llegar a agarrar bien el pelo sin pellizcar la piel y lo extraigan de raíz, sin cortarlo. Antes de poner manos a la obra, desinféctala con alcohol. Por supuesto, para trabajar la zona, deberás asegurarte que el área esté limpia, sin restos de maquillaje, grasa o crema. Un secreto para aliviar el dolor del tirón al depilar es colocar previamente un algodón empapado en agua caliente. Esto dilatará los poros y facilitará la tarea. También es importante cepillar bien las cejas antes de empezar con la depilación. Siempre pinza bien cerca de la raíz, en dirección al crecimiento para sacarlos de forma oblicua y tirando con movimientos secos, rápidos y seguidos. Al terminar, desinfecta la zona trabajada de nuevo. Si tus cejas son muy finas, ten en cuenta que existe el maquillaje permanente específicamente para disimular huecos o áreas poco densas. Adelante, pon en práctica estos tips para hacer aún más atractiva tu mirada.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *